Seguramente ya seas consciente de que los errores de la conciliación tributaria en tu empresa pueden ser la fuente de muchos problemas administrativos. Incluso generar costos y sanciones derivadas de una mala gestión contable.

Si cada mes, trimestre o año encontrás que hay facturas que no fueron declaradas, datos que se consignaron mal, o existen divergencias entre tu fiscalidad y tu contabilidad, tu negocio tiene un problema que debería resolver cuanto antes y Conciliac Express puede ser la solución.

Tipos de errores en la conciliación tributaria

Un error en la conciliación tributaria que se comete a menudo, son las declaraciones del Impuesto al Valor Agregado. Estés en el país que estés, tendrás que pagar impuestos como el Impuesto del Valor Añadido, o Impuesto al Valor Agregado (Value Added Tax), según las normas tributarias de tu país.

La compra o venta de numerosos productos y servicios se grava con este impuesto, que supone un porcentaje sobre su precio. Periódicamente debés declarar y pagar estos impuestos, por lo que tu contabilidad debe ser precisa para que no haya desajustes contables.

Sin embargo, al elaborar las declaraciones de impuestos, muchas veces pueden producirse errores. Por ejemplo: que los datos declarados no se correspondan con las facturas de ingresos o gastos reales, o que luego estas operaciones difieran de los registros y extractos en tu cuenta bancaria y tarjetas de crédito.

Lo mismo puede ocurrir con tasas corporativas, impuestos a las ganancias o impuestos de sociedades. Si los datos contables que tengas no son precisos, o te equivocás al realizar las declaraciones porque la contabilidad de tu negocio es un caos, entonces pueden producirse inspecciones, auditorías y posteriores sanciones.

Qué debés tener en cuenta para no cometer errores en la conciliación tributaria?

La conciliación tributaria no sólo es importante para llevar una gestión administrativa correcta y pagar la fiscalidad que corresponde. También es esencial para hacer una buena previsión de gastos, ya que si no tenés bien claro cuántos tributos debés pagar a la administración, tendrás una visión inexacta e imprecisa de tu tesorería. Quizás incluso tomes malas decisiones derivadas de esto, o asumas riesgos operacionales que afecten a la salud financiera de tu negocio.

Por eso es vital introducir la automatización en la conciliación tributaria y contable de tu negocio. Para no seguir arriesgándote a elaborar declaraciones de impuestos sin tener una gestión contable precisa, eficaz y coherente con datos reales. Pues ya quedó claro el riesgo que asume el Departamento Contable si no puede asegurar que los datos son correctos.

Necesitás abordar este problema con una solución de conciliación que te aporte claridad, transparencia y precisión en los datos. Que te permita presentar tus impuestos con la tranquilidad de saber que tus registros son correctos y que incluso, en caso de inspección, puedas responder con seguridad y rapidez.

Conciliac es la solución para todo tipo de conciliaciones de datos automatizada para tu empresa. Descubrí cómo funciona concertando ahora una cita con nosotros.