El pago electrónico se ha vuelto no solo una tendencia al alza en los últimos diez años, sino incluso un diferenciador en el mercado para muchas industrias. De acuerdo con un estudio del Instituto de Contadores Públicos de Inglaterra y Gales (ICAEW, por sus siglas en inglés), el número de pagos diarios hechos mediante tarjetas en el Reino Unido creció de 15.7 millones en 2004 a 31.6 millones en 2014, y para el año 2024 se estima sean 52.5 millones diarios.  No cabe duda de que el Internet, el comercio electrónico (e-commerce) y los dispositivos móviles han revolucionado la forma en que pagamos y con ello, la forma en que hacemos negocios.

¿Qué podemos esperar en los próximos años? El ICAEW apunta, por solo mencionar algunas tendencias:

Más y mejores dispositivos para recibir pagos: veremos una evolución de los tradicionales puntos de venta (Points of Sales), donde los teléfonos inteligentes tendrán una presencia mayor gracias a dispositivos seguros para la lectura de tarjetas.

Pagos más rápidos: cualquier cosa que facilite la gestión de nuestras vidas es bienvenida: pagos inalámbricos mediante tarjetas y teléfonos inteligentes que solo necesitan acercarse a la terminal de pago gracias a tecnologías como NFC (Near-Field Communication).

Más, muchos más pagos móviles:  el teléfono inteligente como billetera digital.

Más y mejores plataformas de pago: Las plataformas de pago se convertirán en canales naturales para colocar productos y servicios.

Por supuesto, esto significan cambios drásticos que las áreas financieras y contables de las organizaciones deben asimilar rápidamente.  No solo estamos presenciando un crecimiento acelerado de registros vía electrónica, sino también un mayor número de fuentes de datos, y una mayor probabilidad de excepciones y errores al identificar estos pagos.

Apenas el año pasado (2018), Deloitte daba a conocer una encuesta entre ejecutivos y financieros de alto nivel, en la que señalaban que la confianza en los datos financieros seguía mermada principalmente por los errores humanos: 41% de los encuestados no confía completamente en la precisión de sus datos financieros, debido a los errores humanos que ocurren cuando hay procesos manuales. El 36% de los financieros estimaban que corregir e identificar estos errores y hacer los ajustes necesarios les toma entre 9 y 10 días al mes, lo que significaría hasta 114 días al año perdidos para arreglar errores.

Cuando comparamos estos datos con los volúmenes cada vez mayores de información que deben manejar las áreas financieras tan solo por el rubro de medio de pago, no resulta extraño que los financieros hayan afirmado que, en promedio, requieren seis días o más para hacer el cierre de mes, y veinte días o más para el cierre de año.

Y es que las tareas manuales siguen siendo el talón de Aquiles de las áreas financieras: más del 76% de las organizaciones encuestadas afirmó que siguen realizando en forma manual y con herramientas “hechas en casa” actividades tales como conciliaciones contables, y consolidación de información basada en correos y hojas de cálculo.

De aquí la importancia que cobran soluciones como Conciliac para las áreas financieras de una gran variedad de negocios: al ser una herramienta RPA (Robotic Process Automation), es capaz de replicar tareas manuales tales como la recopilación de archivos fuentes, transformación y normalización de datos, data matching y conciliación de datos, mediante automatizaciones fácilmente programables por los analistas financieros a través interfases gráficas. El resultado es un incremento impresionante en la velocidad y efectividad de las áreas, reduciendo los errores humanos y proporcionando información confiable.

Cuando vemos a la distancia el crecimiento en número de transacciones solamente provenientes de los medios de pagos (recordemos, de 15 millones diarios vía tarjeta en 2004 a 52 millones en 2024), entendemos los 114 días perdidos en resolver errores humanos y procesos manuales. Por ello, el valor de la tecnología que aporta Conciliac a las organizaciones va más allá de automatizar procesos manuales: se ha convertido en una pieza estratégica para enfrentar el crecimiento masivo de información, permitiendo a las organizaciones escalar sus capacidades operativas, sin alterar los sistemas core del negocio.

Autor: Conciliac Team

Referencias:

“The future of payments”, ICAEW (The Institute of Chartered Accountants in England and Wales), 2016
https://www.icaew.com/-/media/corporate/files/technical/information-technology/technology/185-the-future-of-payments.ashx

“Digital CFO: Process Automation in Financial Closing and Reporting”, The CFO Program, Deloitte
https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/cn/Documents/finance/cn-finance-cfo-breakout-digital-controllership-digital-finance-en-190507.pdf