El control de inventarios va mucho más allá de hacer un conteo del stock disponible. Hay muchos datos relacionados con la gestión de stock que conviene verificar. Por ejemplo, el estado de los bienes o la fiabilidad de los estados financieros.

Esto no es un proceso que pueda hacerse de manera aislada. Cuando una empresa dispone de múltiples localizaciones, la gestión de inventario se hace más compleja. Es vital conciliar y validar periódicamente que nuestro inventario físico se corresponde con nuestro registro de datos y con los datos contables.

Y es aquí donde una solución como Conciliac puede ser determinante para que los procedimientos funcionen. Si para hacer validaciones de inventario a fin de año, de forma mensual o trimestral, tenés que hacer un proceso manual, el trabajo será largo y complejo.

¿Qué es la conciliación de inventarios?

La conciliación de inventario consiste en el proceso de comprobar la precisión de los datos de inventario físico y el registro contable de inventario que posee la empresa.

En otras palabras: los datos que posee tu empresa sobre tus existencias deben coincidir con la mercadería que realmente tenés en los locales. Y a su vez, debemos conciliar estos datos con los saldos contables de la empresa. Si tenés USD100.000 de existencias reales, no es aceptable declarar que tenés USD115.000, lo que refleja una falta de precisión en tu inventario que puede traer problemas ante inspecciones y auditorías.

Este es un proceso que te ayuda a conocer la eficiencia en la gestión del stock. Las pequeñas empresas lo suelen hacer al final del año, pero cada vez es más importante hacer conteos periódicos de forma mensual o trimestral para que los errores de inventario no se acumulen.

Ventajas de conciliar los activos físicos y el registro contable

Entre otras ventajas de la conciliación de inventarios, cabe destacar las siguientes:

Detectar las pérdidas, roturas y depreciaciones de los bienes físicos.

Localizar los activos obsoletos de tu inventario.

Reflejar en tus datos la realidad de tus activos.

Disponer de información precisa para la toma de decisiones.

Cumplir con las normas legales que obligan a las empresas a hacer el registro de inventario.

¿Cómo hacer la conciliación de inventario en la empresa?

En primer lugar es preciso hacer un análisis previo de los bienes existentes.

Utilizando herramientas como el etiquetado de los productos, se puede localizar e identificar un bien físico determinado en tus centros de almacenamiento. Y aca será determinante disponer de una herramienta de conciliación que te permita comprobar y validar la relación entre bienes existentes y el registro contable.

Esta operación puede hacerse manualmente, haciendo cálculos y cuentas manuales para ver los productos sobrantes y faltantes, o bien de forma automatizada. Con una herramienta como Conciliac, la conciliación de inventarios será mucho más rápida y ágil, pudiendo determinar el valor actual de tus activos sin necesidad de comprobar las diferencias manualmente, algo que si tenés miles de artículos diferentes, puede ser muy complejo y dar lugar a numerosos errores técnicos.

Evitá la conciliación manual empezando a gestionar la conciliación de inventarios de manera más eficaz y productiva. Ahorrá tiempo y evitá que esto genere dificultades en tu negocio. Solicitá más información sobre nuestra solución para resolver tus dudas.