Todos los meses tu PYME ha de hacer frente a cobros y pagos. Cuantas más facturas genere tu negocio, mayor será el número de movimientos que deberás conciliar. Con frecuencia, los valores que tu empresa tiene registrados no coinciden con los extractos bancarios. Aquí es donde la conciliación bancaria se convierte en un proceso imprescindible.

¿En qué consisten los procesos de conciliación bancaria? ¿Por qué son importantes para tu PYME? En este artículo te mostraremos por qué no debes dejar de hacer este proceso. Y lo más importante: cuál es la manera más eficaz de hacerlo para llevar la contabilidad al día sin cometer errores ni perder tiempo.

¿En qué consiste la conciliación bancaria?

La conciliación bancaria es el proceso de comparar los datos de los extractos bancarios con tus datos contables.

Por un lado, el banco registra todas las transferencias que se hacen o reciben desde tu cuenta bancaria. Por otro, tu empresa registra las facturas expedidas y recibidas en cada período de tiempo.

Los datos de tus asientos contables no son suficientes para realizar muchos procesos en tu empresa. Por ejemplo:

  • Gestión de cobros y pagos
  • Control de la tesorería
  • Seguimiento de la morosidad
  • Supervisión de los errores en la facturación.
  • Evitar errores administrativos

Por tanto, a tu departamento contable no le queda otra que hacer el proceso de conciliación bancaria.

Ésta consiste en comparar los datos bancarios con los datos contables y ver cuáles coinciden y cuáles no. Puede que haya clientes que no hayan pagado. O que te hayan pagado menos de lo debido, o más de lo que corresponde. O puede que no hayas pagado facturas que debías pagar, o hayas pagado menos o más.

Otro de los problemas comunes es que haya gastos que no se han contabilizado o existan cobros duplicados. También puede ocurrir que las fechas de las facturas no coincidan con la transferencia de los importes.

Todo esto es imprescindible supervisarlo de manera eficaz para tomar decisiones. Los riesgos de no hacerlo son elevados.

¿Cómo abordar el proceso de conciliación bancaria?

La conciliación bancaria hay que gestionarla de manera regular y estandarizada. Cuando se generan muchas facturas, hacer este proceso manualmente es muy complejo y poco productivo.

Debes comparar datos entre dos tablas de Excel, ver cuáles coinciden y cuáles no, y debés de manera regular. Si disponés de miles y miles de datos, cometer errores es muy fácil si el proceso de conciliación bancaria es manual.

  • Optimizá el tiempo a tus empleados y gestioná el proceso de conciliación bancaria de forma automatizada.
  • Evitá errores en la gestión contable y permite que tu negocio pueda tener la contabilidad al día.

Nunca sabés cuándo podés tener que hacer frente a un procedimiento de inspección fiscal. Lo peor que te puede ocurrir es que descubras que no hay conciliación entre tus extractos bancarios y tus libros contables.

Con la solución Conciliac podrás gestionar el proceso de conciliación bancaria para comparar datos y hacer todo este trabajo de forma automatizada. Da igual que sean cientos o miles de extractos. Podrás hacer la conciliación de manera mucho más ágil y sencilla.

Hacenos llegar tus necesidades a travez de nuestra página web o hacé en el botón “demo” en la parte derecha de la pantalla para descubrir las ventajas de Conciliac para la conciliación bancaria.