Desde hace 24 meses la industria de la salud ocupa un lugar central en la vida diaria de todo el mundo con el arribo de la pandemia del Covid19. Como consecuencia, esta industria, que ya era esencial, se ha vuelto aún más indispensable.

Los nuevos desafíos fueron surgiendo, el personal médico que estuvo en la primera línea de lucha contra la pandemia, se vio sometido a un gran esfuerzo para poder afrontar la alta demanda. Pero no estaban solos, a la par se encontraba un equipo de trabajo tras bambalinas, que se encargaron de garantizar que todos los recursos que médicos, enfermeras y pacientes necesiten, se encuentren disponibles en tiempo y forma.

El estrés y el exceso de horas de trabajo del personal de primera línea, con una vocación inmensurable, se vio además acompañado por un aumento del volumen y de nuevos tipos de datos, generados por:

  • la implementación de protocolos debido al avance de la pandemia
  • alta rotación de personal médico y pacientes
  • una explosión de la telemedicina para brindarle asistencia y seguimiento a pacientes con COVID positivo.

Este aumento de datos en los hospitales, centros de salud y toda la industria asociada, acentuó una tendencia principalmente en las áreas de gestión: la necesidad de contar con información veraz para poder lograr que el sistema entero funcione como un reloj suizo. Es particularmente importante en esta industria poder contar con datos certeros, ya que cuestiones como el stock de los miles de insumos que requiere un quirófano, una sala de terapia intensiva, o un centro de primeros auxilios, son absolutamente críticas y no puede tener errores. Cada proceso y procedimiento debe funcionar al unísono como los instrumentos de una orquesta.

La gestión de datos es un gran desafío para toda esta industria, especialmente si tenemos en cuenta la sensibilidad de la información que se maneja. Pero luego de varios meses desde iniciado este nuevo escenario de mayores picos de demanda, la industria de la salud ha comenzado a atender a esta nueva necesidad, y a aceitar aún más los procesos de gestión de datos de las distintas áreas.

El desarrollo de las tecnologías de data management, ha hecho que estén disponibles tanto para la industria de la salud, como para tantas otras, soluciones como Conciliac EDM. Esta herramienta, es capaz de gestionar mediante integraciones con las bases de datos de hospitales y centros de salud, la consolidación, conciliación y finalmente la validación de todos los datos procesados para hacer que la toma de decisiones sobre cuestiones críticas como la reposición de insumos, o el aumento del personal eventual, sean basadas en información verificada.