Uno de los efectos al automatizar más y mejor los procesos de negocio (principalmente mediante herramientas RPA) es la disminución de “robots humanos”, es decir, de trabajadores muy inteligentes, que realizan procesos muy claros y precisos una y otra vez todos los días, para después irse a casa. Peter Bendor-Samuel, fundador y CEO de la consultoría internacional Everest Group, los identificó hace casi 5 años, y nos advierte lo poco felices que son: “Colocamos a estas personas en cómodos ambientes con aire acondicionado, restringimos su capacidad de pensamiento independiente y esperamos de ellos una ejecución perfecta. ¿En qué se diferencia esto de un robot?”. El tema ahora es qué hacer con los robots humanos que estamos retirando de sus labores. ¿Cómo re-insertamos a la gente que no es feliz siendo un robot humano?

El primer problema que enfrentamos en esta re-inserción es que las necesidades de talento dentro la organización han cambiado de manera vertiginosa en los últimos años. Hoy en día las organizaciones necesitan urgentemente de empleados con competencias digitales. De acuerdo con las consultorías especializadas en Capital Humano Meta 4 e ISDI, una de las principales dificultades para las empresas radica en que a menudo no cuentan con estos perfiles digitales en su catálogo de puestos. Según el mapa de profesionales digitales elaborado por ISDI, estos son algunos de los nuevos puestos digitales:

Data Analyst: analiza los datos cuantitativos y cualitativos del entorno digital. A partir de ello, proporciona información de valor para la toma de decisiones basadas en hechos objetivos.

Search Engine Marketing Especialist (SEM): es responsable de hacer crecer la marca y la venta a través de los buscadores de Internet. Suele ocuparse de las campañas que implican servicios de Google como YouTube Ads y GDN (Google Display Network).

Social Media Strategist: define, establece y administra la estrategia de Social Media, con una visión única de la marca. Es responsable de toda la conversación que se genera con el usuario a través de los canales sociales.

Growth Hacker: Especialista en crecimiento acelerado, trabaja tanto en startups que necesitan crecer rápido como en organizaciones maduras que están intraemprendiendo.

Search Organic Marketing Specialist (SEO): responsable de la estrategia de posicionamiento orgánico (SEO) de la compañía optimizando los resultados en los principales motores de búsqueda de Internet.

Community Manager: proyecta y gestiona el plan de comunicación en redes sociales. Su misión es generar conversaciones en torno a la marca, construir comunidad y convertir a los followers en promotores.

Chief Marketing Officer: es el estratega del marketing digital a través de distintos canales. Su rol estratégico ayuda a comprender los beneficios de la digitalización.

Chief Innovation Officer: Es el responsable de articular nuevas ideas, nuevos productos y nuevos servicios. Las empresas siempre han necesitado la innovación, y con el auge de Internet y el surgimiento de las redes sociales, ahora se enfrentan a una nueva clase de desafíos sobre cómo atraer a sus clientes.

Chief Cloud Officer: A medida que los datos más importantes y privados se almacenan y comparten en la nube, deberán gestionarse, monitorearse y protegerse.

Chief Perception Officer: Es un rol proactivo en el cual el CPO trabaja con el CEO para evaluar las decisiones antes de tomarlas, para ver cómo pueden afectar la reputación de la empresa. El CPO es el portador de la imagen de una empresa para garantizar que sus valores y los de sus clientes estén alineados.

Cuando Peter Bendor-Samuel reflexiona sobre la vida después de ser robot humano, entendió muy bien las implicaciones del cambio: “Creo que necesitamos crear un modelo de personas fundamentalmente diferente. (…) Cambiará la forma en que reclutamos, capacitamos, incentivamos, medimos y gestionamos a las personas. Y requerirá un cambio en la forma en que proporcionamos el contexto, la conexión y la comunicación con los clientes y nos involucramos en la resolución de problemas”. El primer paso es desarrollar nuevas competencias digitales en la gente a nuestro cargo y en nosotros mismos, tengamos o no un proyecto de automatización en puerta. Pero me parece más importante aún fomentar el trabajo en continuo y equipo, el compromiso para encontrar la forma de hacer mejor las cosas; son esas ultimas habilidades las que hacen la diferencia en cualquier organización, más allá de la tecnología.

Autor: Conciliac Team

Referencia

Peter Bendor-Samuel, “Human Robots”, Noviembre 2015, Everest Group (www.everestgrp.com)
http://www.everestgrp.com/2015-11-human-robots-sherpas-in-blue-shirts-19172.html/

“14 nuevos puestos digitales que se implementan cada vez más en las empresas”, marzo 2018, www.clasesdeperiodismo.com
https://www.clasesdeperiodismo.com/2018/03/05/14-nuevos-puestos-digitales-que-se-implementan-cada-vez-mas-en-las-empresas/